"Nunca es tarde para escribir un poema" (T.L.)

Esas fueron sus palabras y desde entonces las he puesto en práctica cada vez que he necesitado respirar algo que no fuese simple aire, siempre que el alma se me ha escapado en cada aliento.
.
.

.
.


lunes, 30 de marzo de 2009

Vendaval

Aúlla el viento, gime.
Se estremece de placer y celos,
retuerce las ramas, las abate
en una rebelión celeste.

El jardín se pliega a sus deseos,
rinde, humilde, sus brazos
a la furia que arrebata
su orgullo de belleza estática.

Vence, arrogante, el vendaval
ahogando los quejidos de la tierra
y esparce con su vehemencia
el germen que la hace eterna.

1 Comentario:

Anónimo dijo...

...sembrando de primaveras los arbustos...

Inevitable mirar tu poesía.

Gracias.