"Nunca es tarde para escribir un poema" (T.L.)

Esas fueron sus palabras y desde entonces las he puesto en práctica cada vez que he necesitado respirar algo que no fuese simple aire, siempre que el alma se me ha escapado en cada aliento.
.
.

.
.


jueves, 2 de abril de 2009

Inevitable

Una sombra
rezagada en el momento,
acuciante como el parpadeo de una vela.
Y es tan claro
el matiz con que vislumbro las llegadas,
tan sereno
el instante que precede al desatino...
No hay colores,
apenas el matiz de la distancia
que envenena la tibia luz del desierto.
Y no se evitan
los conciertos de las aves en los bosques
ni el aroma de la sal entre la arena.
No se cierran los balcones
ni las rejas que protegen
la virtud de las doncellas.
Y apetece sucumbir,
rendirse a la belleza, derrotarse,
abrirse a las miradas como el río
y ofrecer cobijo
al reflejo que lleve a Narciso
hasta su seno.

5 Comentarios:

Anónimo dijo...

Tengo rumbo inevitable, opositar a Narciso con garantías.

Espléndido, sugestivo y tentador poema.
:)
Besos

javier dijo...

vas acunando hasta las aguas
y allí rebelas el núcleo del poema
reflejos

Franzl dijo...

Enhorabuena, Kitita. Estás tocando con las yemas de los dedos el prodigio.

Un beso.

Anónimo dijo...

Sin duda... a mí me parece muy expresivo, bonito y...sugerente, es decir..!guay!;)
Un cordial saludo en tu otra casa.

Anónimo dijo...

que si que te visito aqui
paso dentro de esta hora bruja
minutos mágicos
pero ¿sabes que me pasa?
que me siento pequeña ante tanta grandeza, y tengo tantísima envidia de tu saber hacer con las letras que prefiero optar por el silencio.
tu "tiempo meigo" me queda grande.
besotes
Embruxo