"Nunca es tarde para escribir un poema" (T.L.)

Esas fueron sus palabras y desde entonces las he puesto en práctica cada vez que he necesitado respirar algo que no fuese simple aire, siempre que el alma se me ha escapado en cada aliento.
.
.

.
.


jueves, 14 de mayo de 2009

Llamada

Candente sonido, voz.
Abrigo y refugio
ante la solidez del hielo.

Roce en el silencio
que suaviza las aristas
y derriba el muro frío
del equívoco distante.

Luz en el yerro de la luz,
sustento del placer
y la fiel certidumbre.

Acógeme, eco, al extremo
del ovillo de Ariadna,
y troca en manantial fluido

la dureza de la escarcha.

El teléfono busca ventanas encendidas
en las calles desiertas.
Merece la pena (Luis García Montero)

1 Comentario:

Sólo dijo...

La palabra y la mirada se necesitan
para expresar su esencia
alejando incertidumbres.
La voz...

B. :)