"Nunca es tarde para escribir un poema" (T.L.)

Esas fueron sus palabras y desde entonces las he puesto en práctica cada vez que he necesitado respirar algo que no fuese simple aire, siempre que el alma se me ha escapado en cada aliento.
.
.

.
.


martes, 17 de noviembre de 2009

Tinta roja

Un año,
trescientos sesenta y cinco días
o unas cuantas lunas
o una vida.
O el camino del regreso a lo que nunca fue
o el deseo
de habitar en cada letra,
de ser la tinta roja
y la negra
y los lunes o los jueves
marcados en los calendarios.

Tu emoción
de ladrillo, feliz
sobre mi callejón...
(Tinta roja-Andrés Calamaro)

2 Comentarios:

Anónimo dijo...

Un año ilimitado de momentos sin fechar.
Me gusta este poema
con ese todo en instantes.

Sólo B.

::: Ana Ïs ::: dijo...

hermosas letras! un saludo desde Colombia