"Nunca es tarde para escribir un poema" (T.L.)

Esas fueron sus palabras y desde entonces las he puesto en práctica cada vez que he necesitado respirar algo que no fuese simple aire, siempre que el alma se me ha escapado en cada aliento.
.
.

.
.


lunes, 15 de febrero de 2010

Tras la helada

Esta noche, amor,
se han cubierto de cristales
los charcos de los paseos.
Se han vestido con las alas
de las hadas de los cuentos
de cuando yo era princesa.

Esta noche, amor,
se ha congelado el camino
que me llevaba al recuerdo.
Se ha transformado en espejo
que me rompe en mil pedazos
cuando piso su reflejo.

Esta noche, amor,
me puede el frío.
Esta noche, amor,
me vence el miedo.

6 Comentarios:

Anónimo dijo...

El miedo a perder
es equivalente
al valor de lo poseído,
al deseo de conservarlo,
a la conciencia de necesidad.

Lorena Chavarría dijo...

en el camino del amor no existe el miedo, el temor tiene que ser solo risas, el miedo solo genera una aflicción que nos hace mal.

Sin miedo a perder,
no dejar entrar a ese sentimiento carente :)

mel dijo...

Me gusta mucho tu poema, yo no añadiría ni quitaría nada, me parece perfecto, quizás porque me siento así, quizás porque describe momentos de sueños rotos.
Besos.

Afriika dijo...

Me gusta tu poema,porque da a pensar que no siempre el amor da la felicidad, muchas veces es el culpable de nuestra vida inexistente...de nuestro vivir sin sentir...

Kaila dijo...

Me fascino. Gracias por compartirlo.

Marta dijo...

impresionante poema!!!!!!!!!!