"Nunca es tarde para escribir un poema" (T.L.)

Esas fueron sus palabras y desde entonces las he puesto en práctica cada vez que he necesitado respirar algo que no fuese simple aire, siempre que el alma se me ha escapado en cada aliento.
.
.

.
.


sábado, 24 de julio de 2010

La insistencia

Obcecadamente insisto
en la mirada que dices,
en la piel que ahora es tacto,
sabor, aroma y nombre de calle furtiva,
en el recuerdo que reposa
trenzado a mi pelo
convertido en perpetuo sortilegio,
en la luz que medita en los paisajes
acunados por tu aliento.

Obstinadamente insisto
en vivir en las esferas,
en no presentar batalla
a la lucha desatada entre tu espada y mi pared,
en conservar la resonancia
que se esconde entre las piedras
abrasadas de palabras,
en la callada puerta que finge
que no sabe que me esperas.

Qué difícil es rescatar la voz de un recuerdo.
(A. Calamaro, "Lo que nunca se olvida")

3 Comentarios:

Anónimo dijo...

Es un poema tan...
asumible.
Se hace propio.

Besos

javier dijo...

no se los recuerdos son nuestros
o somos soportes físicos de ellos
sumamos instantes, foto a foto
hasta convertinos en película,
PD.-nada es igual cuando se han saboreado los embutidos de Salamanca
PD2.-Hoy tengo dia de rey de ínsula de Barataria
besos

Ogigia dijo...

me gusta, ya sabes...