"Nunca es tarde para escribir un poema" (T.L.)

Esas fueron sus palabras y desde entonces las he puesto en práctica cada vez que he necesitado respirar algo que no fuese simple aire, siempre que el alma se me ha escapado en cada aliento.
.
.

.
.


lunes, 30 de agosto de 2010

Gris




De pronto estalló el silencio
gris, de tormenta.

Nunca unos ojos llovieron tanto.

2 Comentarios:

javier dijo...

me recuerdas cuando el Creador, separó las aguas de las tierras
Testigo de una grandeza
Se puede decir más en tres líneas?

Lorena Chavarría dijo...

que frase tan linda, nunca unos ojos llovieron tanto.