"Nunca es tarde para escribir un poema" (T.L.)

Esas fueron sus palabras y desde entonces las he puesto en práctica cada vez que he necesitado respirar algo que no fuese simple aire, siempre que el alma se me ha escapado en cada aliento.
.
.

.
.


sábado, 1 de diciembre de 2012

En unas palabras...

Olvidé tu voz
como olvidé el sabor de tu recuerdo.

1 Comentario:

Manuel Lomba dijo...

El olvido es, en muchos modos, la mejor medicina.