"Nunca es tarde para escribir un poema" (T.L.)

Esas fueron sus palabras y desde entonces las he puesto en práctica cada vez que he necesitado respirar algo que no fuese simple aire, siempre que el alma se me ha escapado en cada aliento.
.
.

.
.


domingo, 10 de agosto de 2008

Agua

Despacio, lentamente,
con la sinuosa cadencia
del agua imparable,
te alejas.
Como esa misma agua fría
que erosiona feroz
la solidez de la piedra,
me dueles.
Inmóvil espero
tu roce, la dulce caricia,
la huella de tu paso
y tu partida.

2 Comentarios:

davidgl dijo...

Precioso poema. Aunque, el agua se que se aleja al mar luego se evapora, se hace nube, sopla el viento... ¿Lo mismo vuelve? ¿Cómo lo ves? Un beso, Kit. ;)

Inma dijo...

Huellas, como las que sigo ahora que el verano se apaga. Estoy de vuelta ;)
BabiaS