"Nunca es tarde para escribir un poema" (T.L.)

Esas fueron sus palabras y desde entonces las he puesto en práctica cada vez que he necesitado respirar algo que no fuese simple aire, siempre que el alma se me ha escapado en cada aliento.
.
.

.
.


martes, 17 de noviembre de 2009

Tinta roja

Un año,
trescientos sesenta y cinco días
o unas cuantas lunas
o una vida.
O el camino del regreso a lo que nunca fue
o el deseo
de habitar en cada letra,
de ser la tinta roja
y la negra
y los lunes o los jueves
marcados en los calendarios.

Tu emoción
de ladrillo, feliz
sobre mi callejón...
(Tinta roja-Andrés Calamaro)

martes, 10 de noviembre de 2009

En tu vuelo

Al atardecer te veo,
se ensortijan las sombras
en el vuelo,
en el tenue murmullo
de las voces de la calle.
He visto la puerta,
conozco así mi destino,
la certeza
que diluye la grisura
de la espera.


Cuando Salinas le habla a una mujer, le está hablando a todo lo que ella le da a ver, a todo lo que nace a partir de ella por el solo hecho de ceder o negarse a su pasión.
Cátulo y Dylan, Thomas y Cesare Pavese y Paul Éluard lo supieron mejor que los dómines de turno.
Alguna noche de vino y de hierbas fumables, con The Soft Machine o John Coltrane afelpando el aire de reconciliación y contacto, lean en voz alta los poemas de Salinas, dibujen en un oído cegado por la tinta de imprenta ese árbol de poesía que Rilke sintió en el canto de Orfeo.
Julio Cortázar
París, 1970
Prólogo a una Antología de Salinas

viernes, 23 de octubre de 2009

Nómbrame


Nómbrame,
dame un nombre que me evoque,
que me lleve a tu memoria
y a tus manos.
Dame un nombre sólo mío,
un nombre que no posean
las flores ni los insectos,
que no lo tengan los mares
ni los planetas.
Dame un nombre
que viva en tu egoísmo
y se alimente
del hambre de tu hambre.
Nómbrame,
dame el nombre de las cosas
que amas,
el nombre del ansia y de la luz,
el que susurra tu piel
cuando me piensas.
Nómbrame,
con la voz y la saliva,
al ritmo que me dibujan tus dedos,
con el nombre imaginario de la noche,
dame el nombre que ya tengo
y tú no pronuncias aún.


No sé tu nombre, sólo sé la mirada con que me lo dices.
Mario Benedetti

martes, 13 de octubre de 2009

Hoy es aquí.

Aquí, donde no duelen las luces
ni brilla el silencio,
donde dos es múltiplo de siempre
y no hace falta
comprobar la operación.

Aquí, sobre este sofá que es trinchera,
entre poemas de Salinas
y canciones de Sabina
y esta piel muerta de sed.

Aquí, donde llegaste furtivo
para dar tregua al olvido
en la guerra de vivir
contra el país del ayer.

Aquí, donde se esconde el miedo
asustado de asustarse,
donde las palabras duermen
mientras los cuerpos deciden
entablar conversación.

Aquí, donde cualquier momento
es motivo del siguiente
y la cama confidente
del secreto del deseo
que entre los dedos te grito.

Aquí, habitando en este espacio
que se espacia día a día
para dar cabida a todos
los enigmas y certezas
que ocupaban los rincones.

sábado, 5 de septiembre de 2009

Madrugadas

Otro día más para olvidar,
son como cuentas de madera
de un rosario imposible, feroz,
e inexcusable.
Perdóname el silencio,
hoy necesito hablarle a las estrellas
y que tú me pintes de un color más claro,
me asusta el velo oscuro de la noche
cuando se desgarra el cielo entre la luz
y el rugido del trueno,
cuando la lluvia ya no es murmullo
sino protesta, dolor y lágrima.
Nunca fui valiente, lo sé, le temo a las tormentas.
Tampoco soy fuerte ni sabia
y a veces me dan miedo las mañanas
y no me atrevo a enfrentarme con el sol.
Pero está la calma
que me envuelve en el azul hipnótico
de la mirada que vive en mi piel,
me da cobijo,
sin grises, distancias ni lunas.
Cuando una palabra es todo
y todo es mucho más que dos sílabas
escasas para tanto contenido.
Cuando se vuela en el sueño furtivo
y una canción es abrigo
que protege, inevitable,
del frío de las madrugadas.

"No sabía que la primavera duraba un segundo,
yo quería escribir la canción más hermosa del mundo."
(Joaquín Sabina)

miércoles, 5 de agosto de 2009

Amanece miércoles

Lunes, martes, nombres…
Días que nacen de noche,
que deambulan por la vida,
que nos visten y desnudan,
días, inevitables días.
Y este miércoles que tiene
recuerdos de dios viajero,
que se mueve entre la nube
y el calor.
Este miércoles de aroma,
de recuerdo, de deseos.
Este miércoles que avanza
despacio, entre las rocas,
firme y constante
como el viento que busca
el faro
y no se detiene ante el vacío
del abismo.
Esta luz que le acompaña
mientras abre
sus manos entumecidas
al mundo,
mientras acoge en su tiempo
las velas de los marinos,
y el placer de los amantes.
Este miércoles que evoca
añoranzas de futuro,
de espacios compartidos
en un azul de vereda
con olor de frío dulce
por la ruta del invierno.


Y esperando ese invierno dulce...

viernes, 31 de julio de 2009

Inmensamente luz

Sustraído al idilio del mensaje,
atraído el sigilo de su huella
por la vocación de decir,
incauta la ocasión de la mirada
que extrae lo arcano de la luz.

Y al fin, envuelta en la sorpresa,
cautiva del hechizo de la sed,
cediendo a la deriva del instante,
devuelve a los ojos codiciosos
su imagen perdurable en el añil.

Cuando ella cruza por mi lado siento
como un golpe de remos
y un murmullo de agua.
(Luis G. Montero - Canción amarga)

jueves, 23 de julio de 2009

Gènesi

Tinc un enfilall de mots blaus
guarnint l'espai que amaga un poema,
la veu que suara ens serva d'envilir
el temps que degota entre dits de pedra.
Anguniosament hi aboco l'ànima
esbalaïda pel pes de la ofrena:
lleuger es configura l'instant del desig,
tristement feixug el dol de la pèrdua.

Tengo una sarta de palabras azules
adornando el espacio que oculta un poema,
la voz que ahora evita que envilezcamos
el tiempo que gotea entre nuestros dedos de piedra.
Llena de angustia vuelco en él mi alma,
asombrándome del peso de la ofrenda:
liviano aparece el instante del deseo,
trístemente pesado el duelo de la pérdida.

sábado, 18 de julio de 2009

All Blues


El azul viste su piel,
impecable tacto,
consistencia de algodón
ardiente, tenaz, frágil.

Obcecada la noche
en su reinado,
ignorante de la esencia
que evapora.

Incitante en la caricia
que me esculpe,
emergiendo de la nada
entre las ramas.

Diecisiete

Qué absurdo es el sonido
de este viernes de conflictos y llamadas,
de este día de palabras y silencios
que viven sin nombrarte.

Qué pobre en su existencia, qué vacío,
tan solo en su certeza de ilusiones,
qué alarde de poder innecesario,
qué triste es la victoria de las horas.

( De Wikipedia)
El 17 de julio es el centésimo nonagésimo octavo día del año
en el Calendario Gregoriano y el número 199 en los años bisiestos.
Quedan 167 fías para finalizar el año.

sábado, 27 de junio de 2009

I si tot arriba...

No és més trist l'amor
ni es desfà la lluna
quan una nit s'omple de silencis.
No recull el mar el seu mirall
ni es fà més freda l'albada
quan els llums amaguen les distàncies.
Jo conec el temps que s'ens escapa
conec el defugir, el lleuger degoteig
de la deu que s'enfila pedra a pedra.
I sé també que hi han dies amagats al calendari
arrupits com feres, lliscants,
fugint de les espurnes i esperant
atrapar el teu cos i el meu, nus i confiats
per a convertir-los en destí inevitable.

Y si todo llega...
No es más triste el amor
ni se disuelve la luna
cuando una noche se convierte en silencios.
No recoge el mar sus espejos
ni es más gélido el amanecer
cuando la luz oculta las distancias.
Conozco el tiempo que se nos escapa,
conozco la huida, el lento goteo
del manantial que trepa piedra a piedra.
Sé también que hay días
que se esconden en los calendarios
agazapados como fieras, resbaladizos,
huyendo de las ascuas y esperando
atrapar tu cuerpo y el mío, desnudos y entregados
para convertirlos en destino inevitable.

lunes, 15 de junio de 2009

El momento

No hay una historia,
no hay un tiempo fijo en este tiempo
que tiene nombre.
En este tiempo que tiene matiz y forma,
profundidad de océano
y olor a cercanía
tatuada sobre la piel de los teoremas.

¿Qué haremos ahora que vivimos
la caída hacia arriba, en pleno vuelo,
la locura del reloj de la memoria,
el abandono del miedo en los desvanes
y el equipaje de la edad en las esquinas?

Y sé que esta es la hora
que empuja a dormir en los poemas,
fragil descanso.
La hora de escribir certezas que son nosotros,
inevitable mezcla de alientos
con tacto de sábana recién lavada
y la promesa del mar en cada poro.


Ya sé que no es eterna la poesía,
pero sabe cambiar junto a nosotros.
(Luís García Montero-Garcilaso 1991)

sábado, 16 de mayo de 2009

Mai més no serà ahir

Mai més no serà ahir
i aprendrem a protegir les veus
amb la veu,
els plors amb les mans
plenes de nosaltres.

Que no defalleixin les flors
ni davant les tenebres,
mida exacta de les pors
i les enyorances.

Que les llavors que oferim
trobin la deu desitjada,
fecunda certesa del avui
que tot just comença.

Nunca más volverá a ser ayer
y aprenderemos a proteger las voces
con la voz,
el llanto con las manos
llenas de nosotros.
Que no desfallezcan las flores
ni ante las tinieblas,
dimensión exacta de los miedos
y nostalgias.
Que las simientes que ofrecemos
encuentren el manantial esperado,
fecunda certeza del presente
que empieza justo ahora.

jueves, 14 de mayo de 2009

Llamada

Candente sonido, voz.
Abrigo y refugio
ante la solidez del hielo.

Roce en el silencio
que suaviza las aristas
y derriba el muro frío
del equívoco distante.

Luz en el yerro de la luz,
sustento del placer
y la fiel certidumbre.

Acógeme, eco, al extremo
del ovillo de Ariadna,
y troca en manantial fluido

la dureza de la escarcha.

El teléfono busca ventanas encendidas
en las calles desiertas.
Merece la pena (Luis García Montero)

lunes, 4 de mayo de 2009

Ante el abismo

Junco flexible, estela,
azul amago de caricia
junto a antiguas piedras
de historia antigua.
Rodeado de sonidos que no son tú
ni son yo.
Empapado de rocío y sol,
la sombra al acecho.
Cruel transición de luz
sobre las puertas.
Estremecido vértigo
ante la promesa de la cumbre
y la fría amenaza
de la roca furtiva
que presagia el descenso feroz
al infinito.
Impasible en la orilla, sutil.
Dulce amante de la hiedra
que le tiende - ante el abismo-
un puente.

jueves, 30 de abril de 2009

Buenas noches

Acabas de irte y ya suena el eco
de tu ausencia en mis paredes,
ya ha perdido el aire su aroma,
su espeso y dulce tacto dorado.

Acabas de irte hacia la noche,
cabalgas en tu espectro de distancia,
te llevas el calor entre las manos,
en los labios el sabor de mi esperanza.

Acabas de irte, amor, y yo te extraño
y rezo en mi altar de seda azul,
sabiendo que es mi alma el que se inmola
al dios de las esferas de cristal.

Aún eres mío, porque no te tuve.
Cuánto tardan, sin ti,
las olas en pasar...
(Antonio Gala)

jueves, 16 de abril de 2009

Naturalmente...

Nunca
se deshacen las flores en las manos
ni los pulsos ensordecedores del tiempo
logran desordenar
los capítulos que escriben los latidos.
Es tarde,
suena el segundero como plomo
arrojado desde lo alto de la noche,
extrañamente opaco,
hipnótica invitación al abandono.

Y prevalece sobre él la rebeldía,
la esmeralda del deseo en la mirada,
el azar jugando a ser sentencia
inapelablemente firme y justa,
húmedo eslabón prendido en los dedos
que ata tu cuerpo a mi madrugada.


"Andábamos sin buscarnos pero sabiendo
que andábamos para encontrarnos"
(Rayuela - Cap.1 - Julio Cortázar)

sábado, 11 de abril de 2009

Junto al estanque

Bajo la confortable fantasía
del viento que germina mi universo,
conjugando la belleza
como única ofrenda de las manos vacías.

Solitario oasis de lluvia entre la lluvia
con tonalidad gris de lágrima
y añoranzas de caricias en los bancos
recubiertos por la hiedra irrefrenable.

La palabra:
Gigantesco plagio del espíritu
que florece como el junco en el estanque,
magnetismo del vuelo del insecto
que venera hoy la mujer de mármol.

Sábado

Un cielo gris de plomo
que embelesa
tus sentidos de hombre de lluvia
y melodía.
Circunstancia y conclusión
de los estímulos
que licitan la absorción
del espejismo.

Cobijo

Si alguna noche un hada
viene a concederme un deseo,
que tus manos sean aves
y aniden entre mi pelo.

jueves, 2 de abril de 2009

Inevitable

Una sombra
rezagada en el momento,
acuciante como el parpadeo de una vela.
Y es tan claro
el matiz con que vislumbro las llegadas,
tan sereno
el instante que precede al desatino...
No hay colores,
apenas el matiz de la distancia
que envenena la tibia luz del desierto.
Y no se evitan
los conciertos de las aves en los bosques
ni el aroma de la sal entre la arena.
No se cierran los balcones
ni las rejas que protegen
la virtud de las doncellas.
Y apetece sucumbir,
rendirse a la belleza, derrotarse,
abrirse a las miradas como el río
y ofrecer cobijo
al reflejo que lleve a Narciso
hasta su seno.

lunes, 30 de marzo de 2009

Vendaval

Aúlla el viento, gime.
Se estremece de placer y celos,
retuerce las ramas, las abate
en una rebelión celeste.

El jardín se pliega a sus deseos,
rinde, humilde, sus brazos
a la furia que arrebata
su orgullo de belleza estática.

Vence, arrogante, el vendaval
ahogando los quejidos de la tierra
y esparce con su vehemencia
el germen que la hace eterna.

jueves, 19 de marzo de 2009

Reflejo

Después de tanto observar
la fría y pulida superficie
y reflejarme sólo en el brillo
y la vanidad
descubro al mirarte a la cara
que eres tú la imagen
que devolvía mi espejo,
la que soy en realidad.
Y sólo temo en este instante
que obedeciendo a su esencia
ofrezca resistencia al golpe
y se quiebre.
Por ser reflejo.

Con permiso...

Mírame
y déjame entrar en tu alma
cuando abras las puertas
de tus párpados.
Así.

domingo, 15 de marzo de 2009

Furtivo

Y fue.
El rumor se hizo presencia
y la piel una certeza
feroz.
El aire se estremecía
con rugir de manantiales
infinitos,
inevitables mareas que arrasaban
la serena evocación
de los días.
....................................................Nubes
habitadas por legiones de imposibles
derrotados uno a uno como gotas.
Con túnicas de palabras
y velos de percepciones,
como princesas ocultas
al ardor de las miradas,
fue.

viernes, 6 de marzo de 2009

Desafío

Que no te importe, amor, el desafío
que te envío con mi voz en oleadas.
No tiene más peligro el viento
que ahora azota mi ventana,
ni el mar que llega ansioso
y besa el faro.
¿Quién mide la intensidad
del deseo?
¿Con qué escala se compara?
¿Dónde está el matiz preciso
que distingue el estallido de un beso
a otra boca que se inflama
de la explosión de un abrazo
o la erupción de tu vientre, pura lava?
Que no te importe, amor,
porque así lo siento.
Todo es fuego,
todo el aire se agita en llamaradas
furtivas,
clandestinas,
sin embargo, el alma se inmola
junto al cuerpo
feliz,
entregándose a la hoguera
y consciente
sabiendo que el viento es viento
porque insiste en su vuelo
y que el mar seguirá deseando
arrancar el faro.
Porque ese único empeño
es su forja,
el ansia de vida que les configura.
Desmesuradamente,
sosegadamente a la vez,
con extrema plenitud
decrece la intensidad
del oleaje
y la tormenta
detiene apenas su furia
de metal
para reafirmarse en su postura
y desafiar de nuevo al cielo.
Que no te importe, amor,
porque así lo siento.

lunes, 2 de marzo de 2009

Primera noche de marzo

Es distinta la noche
que compartimos.
Sorprendidos del prodigio,
de la magia incierta
del ilimitado poder de soñar,
nos miramos.
No es extraña la voz
ni los deseos.
Y abrazamos el misterio
de la esencia inesperada
que brota ante la inmensidad
de un momento.

Hoy eres poema

Porque hoy eres poema.
Estela de un sueño en el que habito,
voz del nombre que me nombra
y me define,
roce en la piel de la piel desconocida.
Porque hoy eres poema.
Hiedra sutil que enreda palabras precisas,
cadencia del ritmo exacto
en que me mezco,
Luz que revive noche a noche
la apagada luz.

Porque hoy eres poema.
La oración de un alma
que no se cansa de aprenderte.
Porque eres poema
y hoy naces en mí.

lunes, 23 de febrero de 2009

Aniversario

Un año.
Un año combinando letras
dibujadas en tu piel,
palabras como arabescos
en la espalda.
Hoy ya no importa,
carecen de sentido los azules
y las rosas que nacen
en la playa.
Pero sigo conjugando verbos
robados a la poesía,
pintando el lienzo que habita
en el alma.


El 23 de febrero de 2008 nació La Hora Bruja.
Muchas cosas han cambiado desde entonces. Yo no.

sábado, 21 de febrero de 2009

Tarde plácida

No es pereza.
Es abandono, hijo
de la quietud exacta
del momento.
De la calma serena
que evapora sueños
e historias.
Del dulce instante
que evoca recuerdos
no vividos.
No es silencio.
Es el extracto invisible
de la luz dorada
de la tarde.
El aroma del vuelo
reposado y voluptuoso
de las nubes.
El tacto cálido del aire
que recorre la piel
y la eriza.
No es reposo.
Es el deseo adormecido
que obedece la tregua
y espera.
El rumor del latido
sosegado que traspasa
cada vena.

Porque sigo admirando la creación de Lord Frederick Leighton:
La belleza de Flaming June (enlace)

jueves, 19 de febrero de 2009

Laberinto


Viajaré contigo
si tú haces parada
en el laberinto
que lleva a mi ombligo.

Tibieza

No veo ya nieve en las cumbres,
el sol me obliga a bajar la mirada,
se van de mi invierno las nubes,
y huele a mar en la distancia.

Lo bueno que tiene febrero
es que es tan corto
que duele menos.




Soy el paseante.
El paseante que se parece a las cuatro estaciones.
(Vicente Huidobro)

lunes, 9 de febrero de 2009

Fue belleza...

Hoy ya no llueve en las calles
empedradas junto al puerto,
es sólo agua que cae
mísera, absurda, sin freno.
Ya no reflejan las gotas
la luz de cada farola,
convirtiendo en charol negro
los viejos tejados del pueblo.
Hoy ya no apaga mi sed
bebiéndola mientras me moja,
ni ofrezco la cara al cielo
para recibir su beso.
Ya no sé observar la lluvia
mirando a través de otros ojos,
ya no esconde la poesía
del vaho tras los cristales.
Sobre el bosque de paraguas
dejando un paisaje roto,
mísera, apresurada y fría,
ya sólo es agua que cae.

domingo, 1 de febrero de 2009

Tras el día...

La noche
y el azul que produce
su eco tan frío, distante.
Guardando en un puño
la belleza de la luna
en la ventana
y el ritmo vibrante
del latir del pecho
que se eleva sereno.
Solitaria reina del mundo
voluptuosa y lenta
en su trono:
La noche
y el presagio del sueño
enredado en tu pelo.

martes, 27 de enero de 2009

Estado operativo

Sola, absurda, triste, fría,
insensata, ilógica, extraña, vacía.
Necia, estúpida, desatinada,
infeliz, boba, desequilibrada.
Ofendida, rara, insólita, ajena,
atormentada, afligida, incómoda, enferma.
Lastimada, herida, inacabada,
derrotada, rota, desubicada.
Deshecha, arrollada, seca, vencida,
insensible, apática, helada, dormida.
Insulsa, aburrida, harta, distante,
cansada, molesta, afligida, errante...

Desde que no estás me siento
feliz como pez en el árbol.

sábado, 24 de enero de 2009

Poema ciego

Los tatuajes duelen
como todo lo que se pretende eterno.

Prefiero no llenar todo tu espacio
y ocupar el minuto que dura un poema.
Prefiero no haber aprendido a ser sinfonía
y bailar a tu lado el vals del deseo.
Prefiero no ser tu abrigo de invierno
y que me necesites cuando sopla el viento.
Prefiero que el ruido no sea compañía
y que me recerdes cuando reine el silencio.
Prefiero dibujarte mi nombre a diario,
para que nunca llegue a ajarlo el tiempo.

"Antes de tres lunas volveré por ti,
antes que me eches de menos".
(Mikel Erentxun-
A un minuto de ti)