"Nunca es tarde para escribir un poema" (T.L.)

Esas fueron sus palabras y desde entonces las he puesto en práctica cada vez que he necesitado respirar algo que no fuese simple aire, siempre que el alma se me ha escapado en cada aliento.
.
.

.
.


sábado, 11 de abril de 2009

Junto al estanque

Bajo la confortable fantasía
del viento que germina mi universo,
conjugando la belleza
como única ofrenda de las manos vacías.

Solitario oasis de lluvia entre la lluvia
con tonalidad gris de lágrima
y añoranzas de caricias en los bancos
recubiertos por la hiedra irrefrenable.

La palabra:
Gigantesco plagio del espíritu
que florece como el junco en el estanque,
magnetismo del vuelo del insecto
que venera hoy la mujer de mármol.

2 Comentarios:

Anónimo dijo...

Cuando el viento no sea fantasía,
las lágrimas sean azules
y la mujer no sea marmol...

Cuando las manos no estén vacías,
las caricias no sean añoranzas
y la palabra no sea un plagio del espíritu...
...

Besos, poeta.

Kit dijo...

Definitivamente creo que me gusta más así.
Muchísimo más.
Besos, visitante.