"Nunca es tarde para escribir un poema" (T.L.)

Esas fueron sus palabras y desde entonces las he puesto en práctica cada vez que he necesitado respirar algo que no fuese simple aire, siempre que el alma se me ha escapado en cada aliento.
.
.

.
.


sábado, 23 de febrero de 2008

Extraña



Extraña
Navegante de un barco invisible
ciudadana de un mundo privado,
inexistente.
Y a veces yo,
ahuyentando fantasmas ocultos
necesarias voces ajenas
como rumor de oleajes
ásperos, profundos rumores
de sal.


(Aquella noche fue blanca)